Elige el colchón que necesitas conociendo los tipos de colchones y los materiales con los que se fabrican

0

Si necesitas comprar un colchón es importante que conozcas los distintos tipos de colchones que existen y cuál es su composición, para que puedas elegir el que más se adapta a tus necesidades.

En primer lugar debes saber las partes que tiene un colchón, porque en función del material que las componga tendrá unas determinadas propiedades, una denominación u otra.

La distintas partes de un colchón

Núcleo

El núcleo es el soporte del colchón, la parte estructural que se encarga de soportar el peso y mantener la columna correctamente alineada. Suele ser la parte que le aporta la firmeza al colchón y está situado en la parte central de todas las capas que lo componen.

Los núcleos más extendidos son los de muelles y los de espumación HR. Habitualmente cuando decimos que un colchón es de muelles o de espumación HR es porque su núcleo está fabricado con estos materiales, aunque incluya también otras capas con otros materiales diversos.

Acolchado

El acolchado es el material que le confiere el confort y la adaptabilidad a un colchón, lo que le hace más o menos mullido. Se compone de varias capas de mayor o menor grosor, situadas en la parte superior en caso de tener una sola cara y también en la parte inferior si el colchón dispone de dos caras.

Aunque hay diversidad de espumas y fibras, el acolchado por excelencia es la viscoelástica por sus múltiples propiedades, como un mayor confort, adaptabilidad, etc. Cuando hablamos de un colchón de viscoelástica nos referimos a un colchón con acolchado de viscoelástica.

Tejido

Por último y no menos importante está el tejido o parte exterior del colchón que es la que está más en contacto con nuestro cuerpo. Debe ser un tejido suave, agradable al tacto y sobre todo transpirable para ayudar a las capas interiores a ventilar y mantener una correcta higiene del colchón.

Una vez aclaradas las partes que componen un colchón, vamos a hablar de los materiales con los que se confeccionan cada una de ellas, principalmente muelles, espumación HR, viscoelástica y látex.

Los colchones de muelles

Actualmente los colchones de muelles son los más extendidos y los que conocemos de toda la vida, pero olvida completamente la imagen anticuada que tienes de ellos, los modelos actuales no tienen nada que ver con los de hace años, gracias a los avances tecnológicos en la fabricación de los muelles y a la incorporación de nuevos materiales que los hacen mucho más confortables.

Hay tres tipos de colchones de muelles claramente diferenciados:

Colchones de muelles de hilo continuo

Son la evolución de los muelles tradicionales, se construyen con un único hilo continuo de acero, de principio a fin, que forma un bloque compacto que por su configuración permiten utilizar el 100% de la superficie del colchón, incluidos los bordes, sin tener sensación de caerse.

Este tipo de muelles ofrece a los colchones una superficie firme y duradera que reparte el peso de forma bastante homogénea.

Colchón Pikolin Winner con núcleo de hilo continuo con tecnología Normablock®

Colchones de muelles ensacados

Los muelles ensacados se llaman así porque cada muelle está embolsado individualmente en un saquito de tejido. El bloque de muelles ensacados se compone de un número determinado de muelles (a mayor número mayor firmeza) con forma de barrilete, ensacados individualmente en tejido totalmente transpirable.

Esta ingeniosa disposición reduce la fricción entre muelles y evita la transmisión de movimientos, permitiendo colchones con independencia de lechos.

Colchón La Premier Spring Pure con núcleo de Muelles Ensacados independientes Soft.

Colchones de muelles bicónicos

Este tipo de muelles, fabricados de forma más tradicional, consiste en un conjunto de muelles con forma de doble cono invertido más estrecho por el centro, unidos de uno en uno.

El colchón de muelles bicónicos ofrece una firmeza media-baja y se utiliza para la confección de colchones baratos.

La principal ventaja de los colchones con núcleo de muelles es que permiten una ventilación interior óptima. Existen varias tecnologías de fabricación de colchones de muelles que ofrecen distintas características, deberás elegir la que se adapte mejor a tus necesidades.

Los colchones de espumación HR

Los colchones de espumación HR tienen el núcleo formado por espuma HR (alta resiliencia). Se trata de una espuma de alta recuperación, que vuelve a su forma original una vez liberada del peso y tiene densidad suficiente para mantener una adecuada alineación de la columna.

Colchón La Premier Sanitec con núcleo de HR Súper Soft de alto confort.

Este tipo de material poco tiene que ver con las espumas que se utilizaban hace años, actualmente destaca por su característico tipo de acogida que te da una ligera sensación de ingravidez. Generalmente se utiliza para la confección del núcleo de los colchones, pero también es habitual ver este material en el acolchado de algunos modelos.

Los colchones de viscoelástica

La viscoelástica es un material celular utilizado principalmente en las capas de acolchado dispuestas en la parte superior del colchón con la intención de ofrecer un alto grado de confort. Se trata de un material que reacciona a la temperatura corporal y a la presión, creando un perfil exacto del cuerpo, reduciendo los puntos de presión, lo que favorece la calidad del descanso.

Pese a ofrecer un alto grado de confort, si el grosor de la capa de viscoelática es excesivo puede producir una sensación de atrapamiento. Es importante escoger un colchón que tenga una capa adecuada para tu peso y constitución.

Colchón Lamalit Zentia Seafoam con acolchado Seafoam, espuma viscoelástica de alta densidad.

Se trata de uno de los materiales que más avances tecnológicos ha tenido en los últimos años. Actualmente existen variantes de la viscoelástica como el visco-gel, que ofrece una agradable sensación de frescor, o el visco-grafeno, que ayuda a disipar la temperatura corporal.

Colchón La Premier Zoom con acolchado de visco-gel

Colchón La Premier Hannover con acolchado de visco-grafeno.

Como ya hemos dicho la viscoelástica se utiliza principalmente en las capas de acolchado del colchón, de esta forma podemos encontrar colchones de viscoelástica con varios núcleos, ya sean de muelles o de espumación.

Los colchones de látex

El látex es un material que, según su procedencia, puede ser natural o sintético. Ofrece un tacto suave y un gran confort en cuanto a elasticidad y adaptabilidad, eliminando los puntos de presión y favoreciendo la calidad del descanso.

Colchón Sunlay Moma con bloque de látex de 5 zonas

Aunque actualmente es un material menos usado en España, su uso en colchones para camas articuladas está muy extendido.

Compartir este artículo

Haz un comentario a este artículo

*

¿Quieres recibir información de las novedades de Dismobel?